logo javier
puntos laterales

21.05.13.

Apertura de mercados en las telecomunicaciones

No podríamos concebir el mundo hoy en día sin las telecomunicaciones. Es casi como concebir al mundo en el siglo XX sin vías de comunicación terrestre. En este sentido, las telecomunicaciones se pueden equiparar con las autopistas, pues a través de ellas se transmite el desarrollo; su amplitud va relacionada directamente con el tema de qué tan rápido crece una economía. Mientras más autopistas haya, tenemos más opciones para realizar un sinnúmero de operaciones y transmisión de datos que nos llevan a una mejor toma de decisiones.

Ahora, para poder hacer crecer las autopistas, es necesario promover el desarrollo de las mismas a través de mercados competitivos para que así las inversiones lleguen a México. La apertura a la Inversión Extranjera Directa es, en este sentido, una buena noticia para asegurar la competencia en los mercados y la amplitud en las telecomunicaciones.

¿Por qué son tan importantes las telecomunicaciones? En primera: provén de mayor cantidad de información a la sociedad. Gracias a la interacción se permite una nueva serie de vínculos entre personas que facilita una mejor toma de decisiones. Esa mayor cantidad de información no sólo permite que tengamos más opciones, sino que haya mayor rapidez en las transacciones. Esto, por lógica, hace que el mercado funcione de manera más ágil haciendo que la relación entre oferentes y demandantes tenga una interacción mucho más eficiente.

Podemos citar el caso del estudio realizado en la industria pesquera por Robert Jensen en la India. En Kerala, India, la pesca es una actividad económica de alta importancia. Más del 70% de los adultos consumen pescado por lo menos una vez al día. Sin embargo, una gran limitación para el mercadeo del pescado es que mientras los pescadores se encuentran en el mar son incapaces de observar los precios en cualquiera de los numerosos mercados distribuidos a lo largo de la costa. A esto habría que añadir el hecho de que normalmente los pescadores pueden sólo visitar un mercado por día debido a los altos costos de transporte y la duración limitada del mercado en tiempo.

Como resultado de esto, los pescadores venden casi de manera exclusiva su captura en su mercado local, y prácticamente no hay almacenamiento debido a los costos y poco arbitraje en tierra por la baja calidad de los caminos y altos costos de transporte. En última instancia, la cantidad suministrada a un mercado particular se define casi en su totalidad por la cantidad de pescado atrapado cerca del mercado. Este funcionamiento del mercado conlleva a ineficiencias.

El autor comprobó que a partir de la adopción de los celulares por parte de los pescadores y proveedores fue posible observar una considerable reducción en la dispersión de precios, la completa eliminación de sobrantes, y un apego prácticamente perfecto a la ley del precio único. Esta dinámica dio lugar a un aumento del bienestar tanto de los consumidores como de los productores.

Jensen demuestra la gran variación de precios de un producto y las ganancias respectivas. Visto desde otra arista, se trata de un problema con 2 caras:

1. El exceso de compradores: proveedores finales o revendedores que reportan no comprar nada de pescado debido a altos precios o un suministro inadecuado.

2. El exceso de vendedores: los vendedores que una vez que arribaron al mercado no encontraron compradores y por lo tanto desecharon su captura al mar.

A partir de 1977, los servicios de telefonía celular fueron introducidos en Kerala. El autor, mediante un análisis estadístico, demuestra cómo la dispersión de precios fue reducida drásticamente con la introducción de teléfonos. De ahí que el coeficiente de variación de precio a través de marcados se redujo de un 60-70% a un 15% o menos.

Así, en general, el sector pesquero fue transformado a un estado de arbitraje espacial casi perfecto. A esto habría que añadir el aumento en las ganancias de los pescadores, el cual fue de aproximadamente 8%, mientras que el precio para el consumidor cayó 4%.

Después de llevar a cabo una investigación empírica en la región y un modelo matemático correspondiente, el autor llegó a la conclusión de que la adición de los teléfonos celulares reduce la dispersión de precios y el sobrante, e incrementa las ganancias de los pescadores y el bienestar de los consumidores. Estos resultados demuestran la importancia de la información para el funcionamiento de los mercados y el valor de los mercados que funcionan adecuadamente.

En última instancia, la información hace que los mercados funcionen, y los mercados tienen resultados positivos sobre el bienestar. Cabe resaltar que los resultados representan ganancias no de una sola vez, sino persistentes, dado que el funcionamiento del mercado debe de ser mejorado continuamente por la disponibilidad del celular.

En conclusión: el acceso a redes de telecomunicaciones reduce asimetrías de información sobre los productos ofrecidos. La conexión que hay entre los usuarios genera el intercambio de experiencias como consumidores y por tanto obliga a las empresas a ofrecer mejores servicios y calidad en sus productos.

Una gran red para México

Con lo anterior podemos determinar la importancia de estos factores y así entender la necesidad de una gran red que cubra México. Cuando hablo de esta red, no me refiero sólo al gobierno, sino también a los actores del sector privado. Hay que entender que las redes de telecomunicaciones son un activo para México, no importa de quién sean. Al final, la sociedad entera y, en particular, los consumidores son los beneficiarios de éstas. Por lo que se debe buscar el ajuste de las reglas prevalecientes para asegurar la interoperabilidad de las redes. Al final, sea de un privado o sea de un público, tenemos que poder utilizarlas nosotros.

Esta gran red lo que provee es de una mucho mayor cobertura, una reducción del costo tanto para el productor como para el consumidor. Para el productor, porque entonces él no tiene que instalar tanta infraestructura en distintas partes. En cuanto al consumidor, el costo se reduce porque hay mayor disponibilidad y oferta. De esta forma cambia la lógica de competencia, pues pasa de enfocarse al tema de cobertura y transita hacia el tema de servicios que se ofrecen en beneficio de los consumidores. Esto es en realidad el siguiente paso: ¿qué servicios estamos montando sobre la red?

Lo que sucede y adonde se ha dirigido la discusión en el país es al tema de la infraestructura, en las redes físicas, cuando el problema debería de ser en el servicio que se ofrece sobre las redes fijas y los contenidos que se ofrecen en ellas. ¿Y por qué es importante migrar a eso? Porque el primero es un tema técnico y el segundo es un tema creativo.

Las redes como promotoras de creatividad

Hablar en términos de creatividad no sólo da mayor valor agregado a los consumidores, sino también a las compañías. La iniciativa privada tiene que trascender de ser instaladoras de hardware a proveedoras de servicios y contenidos a sus suscriptores.

Así se fomenta la creación de un nuevo mercado y de nuevas posibilidades de interacción: es decir, tengo red y servicio en todas partes, ¿qué puedo hacer ahora con esa red? Cuando no estás preocupado por la cobertura, te empiezas a preocupar como usuario sobre qué puedes hacer y empiezan a crearse una serie de servicios distintos que podrían ofrecerse; desde buscar una gasolinera en cualquier parte hasta servicios de mapas, que ya los tenemos, pero no siempre son eficientes debido a la cobertura. Pero hay cosas más complejas como realizar operaciones bancarias en distintos puntos.

Como muestra de esto: el comercio electrónico en México representa el 0.30% del valor total del PIB. Se estima que la reducción de acceso a internet y penetración bancaria aumentarían el valor del comercio electrónico hasta en 1% del PIB, según datos de Final Access Initiative, Euromonitor International y otras asociaciones. Estos datos demuestran el gran potencial que la reforma en telecomunicaciones puede imprimir al mercado mexicano. Mientras más acceso tengamos a las telecomunicaciones, mayor será la participación de los consumidores en los mercados electrónicos.

Nuevos horizontes

México se tiene que mover hacia una lógica donde haya:

1. Interoperabiidad entre la red

2. Gran cobertura en todo el país, no sólo de voz, sino también de datos eficientes

3. Una estrategia nacional en zonas urbanas de más de 100 mil habitantes donde exista forzosamente cobertura de datos de alta velocidad.

Los núcleos donde hay mayor creación de valor y creatividad es en las ciudades. En la medida en la que tenemos telecomunicaciones disponibles en las ciudades hay mayores posibilidades de generar acuerdos y al mismo tiempo que se cree más valor y se pierda menos en las transacciones que hay entre privados.

La otra parte importante es que México debe salir del discurso del “empresario bueno” contra el “empresario malo”; lo importante es cómo nos ponemos de acuerdo para que haya una mayor creación de valor; cómo nos ponemos de acuerdo para que todos contribuyan de distintas maneras y que podamos trascender del paradigma maniqueo a uno donde haya una mayor cooperación: y la reforma de telecomunicaciones es una manera de lograrlo, pues hay un mayor equilibrio de las distintas posiciones, de tal suerte que pueden transitar a un esquema en el cual México tiene una gran red para poder desarrollarse.

Competencia y apertura, aspectos del futuro

Puntos interesantes por tomar en cuenta:

1. La competencia no se debe buscar sólo en el sector de telecomunicaciones, sino en todos los sectores de la economía. Cada vez más los sectores están interconectados a través de las telecomunicaciones, generar una política transversal de competencia ayudará a generar un movimiento de innovación y beneficios al consumidor.

2. Uno de los temas que más ha llamado la atención de la reforma es la obligación de licitar al menos 2 cadenas de televisión nacional 180 días posteriores a la creación del órgano regulador. En términos ideales esperaríamos que la competencia mejore la calidad de las transmisiones, sus contenidos y fomente la pluralidad en los medios de comunicación. Sin embargo, hay que notar que estas cadenas serán en tecnología de televisión digital, a la que la mayoría de los mexicanos no tiene acceso. Por lo que debemos esperar una política complementaria de acceso digital para que el espíritu de la reforma dé beneficios al consumidor.

3. En el campo de la competencia económica, generalmente se enfoca el éxito en el número de competidores que hay en el mercado. El mayor número de competidores se relaciona directamente con un mercado que genera beneficios para todos. Sin embargo, el enfoque se debe de centrar no en la estructura del mercado si no en los beneficios que obtiene el consumidor. En este sentido, en el mercado de telecomunicaciones no sólo debemos exaltar la entrada de competidores sino ver si el consumidor está obteniendo los beneficios completos de la competencia como pueden ser los servicios adicionales, la calidad y los precios.

December 2019
L M M J V S D
« abr    
 01dic
02dic03dic04dic05dic06dic07dic08dic
09dic10dic11dic12dic13dic14dic15dic
16dic17dic18dic19dic20dic21dic22dic
23dic24dic25dic26dic27dic28dic29dic
30dic31dic  
Más leídos