logo javier
puntos laterales

21.05.13.

Evaluar los transgénicos

En fechas recientes he estado leyendo el libro de Matt Ridley, “El Optimista Racional”. Ha sido un viaje a explorar desde cómo el intercambio ha sido el gran motor del desarrollo social del hombre hasta ahora, el tema de los transgénicos con una visión interesante.

Como lo he mencionado soy un firme creyente del individuo maximizador ético y moral que vive dentro de una sociedad ética y moral. De tal suerte que comparto con el escritor la idea que el intercambio ha sido el principal motor para la creación de la confianza, que es, a su parecer y el mío, el pegamento social elemental.

Conforme la ciencia ha evolucionado hemos sido capaces de desarrollar nuevas oportunidades para la humanidad. En su momento Malthus hablaba de cómo estamos seguramente yendo hacia una catástrofe dado que la población crecía más que la producción de alimentos. En su tiempo tenía razón, pero Malthus como muchos hoy en día y en su tiempo, no confió en la tecnología como nuestro aliado. Es decir, dejó pasar de largo ese gran ingenio que los humanos hemos sido capaces de acumular generación tras generación que dieron paso desde el fuego hasta ahora la computadora en la que escribo.

¿Por qué los transgénicos son importantes? Primero qué son… alimentos que han sido sometidos a ingeniería genética. También son aquellos alimentos a los que información genética de otras especies se les han incorporado para tener razgos deseables. ¿Sabían ustedes que el Trigo es transgénico? No existe el trigo silvestre.

Importantes porque son una oportunidad. Si bien es cierto, Javier Jileta procura consumir alimentos orgánicos y en otro post explicaré el por qué de mi decisión. Pero eso no exime a que los alimentos transgénicos representan una gran oportunidad para el desarrollo humano.

Existen tres elementos a favor, a mi juicio de los alimentos transgénicos: mayor producción, reducción de fertilizantes y reducción de daño al medio ambiente. Aunque para este caso me iré al tema de mayor producción y certidumbre para agricultores.

En África las compañías dueñas de semillas transgénicas han estado dispuestas a ceder el costo de sus productos con tal de eliminar las hambrunas. En su momento el problema de alimentos en África fue grave, y todavía lo es en Somalia por ejemplo, donde la producción agrícola de maíz se reduce el 20% y el 15% se pierde a un gusano.

Pongo frente a ustedes el Dilema, muchos organismos internacionales cabildearon para que Africa no aceptara el uso de estos granos transgénicos. Los cuales tienen dos características, son resistentes a las sequías pues requieren de mucho menos agua y también a la plaga de gusanos. Me pregunto yo, ¿es ético y moral por “detener” a los transgénicos sacrificar vidas humanas por hambre?

Los consumidores debemos de tener la opción de consumir bienes transgénicos o no. Pero la gran diferencia del costo entre ellos hace acequible la alimentación a gran parte de la humanidad.

Plantearía, ¿será que el tema ideológico es más importante que el tema de supervivencia?

December 2019
L M M J V S D
« abr    
 01dic
02dic03dic04dic05dic06dic07dic08dic
09dic10dic11dic12dic13dic14dic15dic
16dic17dic18dic19dic20dic21dic22dic
23dic24dic25dic26dic27dic28dic29dic
30dic31dic  
Más leídos