logo javier
puntos laterales

12.03.15.

Guadalajara: recuperar la identidad

El actual gobierno de Guadalajara, tanto en términos estatales como municipales, no ha tomado una actitud proactiva en lo que se refiere a planificación urbana. ¿A qué me refiero con esto? Es decir, no ha habido una directriz clara que dé solución sobre cómo se va a ser para que una estrategia de usos de suelo sirva para, en primer lugar, regenerar el tejido social; dos, crear mayor riqueza en la ciudad, y tres, volver a hacer de Guadalajara el centro de desarrollo del área metropolitana.

¿A qué voy con cada uno de éstos? Sobre el último de ellos, debo comentar que ya nadie se quiere ir a vivir a Guadalajara. De hecho, la ciudad está perdiendo población, lo que a su vez impacta en las finanzas públicas, porque la regla presupuestaria es que si más gente vive en tu localidad, más presupuesto te es otorgado. En contraste, mientras menos gente viva, menos tienes. Si el planteamiento de esta regla es correcto o incorrecto, es otra historia.

Guadalajara debe buscar una mayor densidad de población. Es vital que se convierta en un centro de desarrollo no sólo por el hecho de ser Guadalajara en sí, sino porque geográficamente está mejor posicionada que el resto de las ciudades en el estado: está ubicada en el centro; es el cruce de todos los municipios conurbados.

Ahora bien, del tema que tiene que ver con la densificación de la ciudad, creo que hay que trabajar en crear de nuevo una especie de núcleo de ciudad y tratar de regresar hacia el concepto de los barrios. O sea, nuevos barrios diseñados con banquetas más amplias y menos coches. Lo que ha pasado en Guadalajara es que se ha expulsado a la población a vivir en fraccionamientos ubicados en municipios conurbados, pero con una dependencia total del transporte privado. No hay nada de transporte público en Guadalajara, y es una vergüenza lo poco que hay. En ese sentido, la Ciudad de México cuenta con un transporte público aceptable y muy bueno en comparación con la capital jaliciense.

Así pues, en la medida en la que creamos estos núcleos de ciudad o esta red de servicios, lo que va a pasar es que habrá un mayor sentido de identidad tapatía, el cual creo que se ha perdido a lo largo de los últimos 20 o 30 años. ¿Cómo se ve reflejado? En que ya ni siquiera la gente sabe que Jalisco tiene himno y bandera, por ejemplo.

Más preocupante aún: se ha perdido la concepción de qué es ser tapatío, de qué es ser jaliciense. Y creo que esto es fundamental, porque sin eso no hay un entendimiento regional de identidad. Es importante recalcar que cuando uno tiene competencia regional, lo que está creando son múltiples foros de desarrollo a nivel nacional; hecho que está sucediendo. Actualmente, todo se enfoca en microrregiones sin que haya una estrategia de competencia entre ellas. No se trata de generar una competencia desleal, sino de qué acciones se están haciendo de manera similar y cómo se va compitiendo en ello.

Esto me lleva finalmente al tema del centro de ciudad: Guadalajara necesita otra vez convertirse en un centro de desarrollo, de crecimiento económico. Hoy en día no lo es. Hoy Guadalajara está opacada por Monterrey, o por la Ciudad de México, por ejemplo, y no está haciendo mucho por cambiar.

Entonces, ¿qué es lo que necesitamos hacer? Necesitamos proveer de herramientas que permitan hacer restablecer las conexiones que se habían perdido en Guadalajara. Me refiero a juntar a quienes están haciendo cosas creativas y quienes tienen los recursos para llevarlas a la realidad. La ciudad está fragmentada, pero en la medida en la cual podemos acercar en temas productivos a quienes no tienen los recursos, pero sí la idea, y a quiénes no tienen idea, pero sí los recursos, a formar cierta sinergia, la situación va a transformarse radicalemente para bien.

A las cámaras de comercio les está siendo muy difícil hoy atraer a personas diversas y eso ha tenido que ver porque socialmente Guadalajara se ha separado. Anteriormente había una especie de unidad gracias a los espacios públicos impulsados en los 60 y 70, pero que dejaron de funcionar en los 80. Al mismo tiempo, empezó el surgimiento de las universidades privadas, y en contraste las universidades públicas dejaron de ser polos de desarrollo; en particular porque quedaron confrontadas con los medios de producción nacional.

Creo firmemente que resulta imperativo que Guadalajara se enfoque en tratar de crear coincidencias entre personas, pero no en espacios académicos, sino en espacios altamente sociales. Es decir, la reconstrucción de la productividad tiene que ver con cómo podemos hacer para que la gente se vuelva a juntar. A partir de esto, un nuevo polo de creatividad puede surgir que, a su vez, ofrezca soluciones innovadoras e inteligentes para explotar el potencial que tiene la ciudad de Guadalajara dentro del país.

May 2019
L M M J V S D
« abr    
 01may02may03may04may05may
06may07may08may09may10may11may12may
13may14may15may16may17may18may19may
20may21may22may23may24may25may26may
27may28may29may30may31may  
Más leídos