logo javier
puntos laterales

17.04.18.

La ciudad en manos de un estado defensor de la justicia y garante de la prosperidad

Ciudad Viva = Justicia con historia e identidad para la prosperidad

Ciudad Viva = Justicia + Prosperidad

Justicia =

+ Participación (ONG, instituciones internacionales, ciudadanía, herencia histórica social)

+ Identidad (Historia CD + MEX, Herencia, Cultura, Diversidad, Sustentabilidad)

+ Espacio (Público para todos, privado en orden, Recreación y Ciudadanía)

+ Servicios (Seguridad, Agua, Salud, Vivienda, Transporte, Transparencia)

Prosperidad =

+ Motor (México y América Latina, Economía Vibrante y Compleja, Fuente de innovación, Turismo)

+ Educación (Acervo de conocimiento, UNAM UAM IPN, Investigación del país, Cabeza institucional)

+ Talento (Recursos humanos, Investigadores del país, patentes)

+ Articulación (Plataforma de negocios, conectividad global, estado facilitador, concentración -corporaciones, gobierno, academia, sociedad civil-)

La ciudad, entendida como un organismo vivo, requiere posicionar al ciudadano en su centro. Se trata de recuperar el entendimiento común del Estado como mediador: un Estado que entiende que primero está su función de proteger lo que es justo y correcto para que, quienes habitan la ciudad, puedan desarrollarse. Sin embargo, si el rol del Estado se queda limitado a la creación de una plataforma justa, la creación de medios para la prosperidad puede verse afectada; debe haber una mediación. Es decir, el Estado es un defensor y garante a la vez, a favor de la justicia, entre su ciudadanía y su prosperidad.

Dicho esto, la Ciudad de México concentra el mayor de los acervos culturales, históricos, sociales, económicos y de visión del futuro de México. Se trata de reconocer que la Ciudad de México es una construcción, fruto de la interacción de todas las ciudades y poblaciones que México tiene. Todos venimos de México a la Ciudad de México. Está en el interés nacional que la ciudad se entienda a sí misma como una fuente de cambio y de fuerza para que, de la mano del resto del país, podamos potenciar una vida justa y próspera para la nación mexicana.

Los grandes retos de la Ciudad se entienden en estas dos dimensiones básicas: la justicia y la prosperidad. Donde la prelación de la justicia en nuestra sociedad es lo que hace de la Ciudad de México un espacio vivo y próspero.

La ciudad como repositorio de cultura e identidad mexicana. En términos de justicia, hay que entender primero que la identidad de la mexicanidad viene de una larga herencia. Nuestra historia tiene cientos de años y nos provee de una legitimidad cultural que debe ser protegida y reconocida por nuestro Estado. Dicha historia nos recuerda desde ser la cabecera del imperio azteca hasta, en años más recientes, ser refugio de intelectuales y familias perseguidas por ser diferentes. De manera más reciente, la Ciudad de México fue el centro de la Declaración de la Ciudad de México sobre sustentabilidad, que sirvió para aglutinar y lograr un entramado global a favor de reconocer el peligro del cambio climático y la esperanza que las ciudades y sus ciudadanos representan en el mundo.

Nuestra identidad se comprende como parte de una tradición de participación y de diálogo. La ciudad de México reconoce a múltiples actores sociales, desde sectores globales y organismos internacionales hasta agrupaciones barriales por igual. La tragedia del terremoto de 1985 creó nuevos equilibrios entre quienes habitaban la ciudad y el gobierno central. Dicha recomposición hizo posible una reconstrucción con un acuerdo amplio de la sociedad con la concertación para la reconstrucción. La participación de la sociedad mexicana se reconoce en los múltiples espacios y momentos que ha aglutinado la participación y la voz de la nación.

La ciudad como espacio de expresión y de prosperidad. Pensar en la Ciudad implica pensar en un espacio, en un lugar. Los espacios que componen la Ciudad de México son diversos y a su vez expresiones de múltiples identidades que existen en México. La mediación por parte del Estado es prioritaria para preservar equilibrios justos entre quienes son dueños del espacio y quienes lo utilizan. Se trata de encontrar cómo un lugar, una ciudad, se hace tanto por quien habita el lugar como por quien lo transita. La armonía del espacio está en reconocer que todos participamos en la creación de ciudad, y el Estado debe garantizar este proceso. El reconocimiento de dicha armonía es lo que favorece tanto la justicia como la prosperidad.

La Ciudad de México es el motor de prosperidad de México. La cabecera del desarrollo de talento e investigación de México concentra las universidades y centros de estudio de especialidad. En términos de negocios y creación de valor, los principales conglomerados de negocios y el centro financiero del país tienen sus sedes aquí. El talento que alimenta y hace posible tener estos grandes entramados de creación de riqueza para todo México se forma, desarrolla y crea su legado en la Ciudad. Si bien la prosperidad requiere de un proceso económico, la articulación y mediación del Estado para facilitar dichas interacciones y favorecerlas es la pieza angular del sistema.

Una economía vibrante y próspera caracteriza lo que ofrece la Ciudad de México como plataforma de prosperidad y desarrollo económico. La concentración de actividades económicas de diversa índole la hacen un destino natural y deseado para desarrollar actividades de negocios y creación de valor. La capital del país, de acuerdo con el instituto Brookings, es la Ciudad más próspera de América Latina por su desempeño económico. Reconocer y reflexionar acerca de nuestra posición entre distintas ciudades globales favorece el tomar acciones decididas para sostener nuestra robusta plataforma de creación de negocios y prosperidad.

La ciudad cuenta con múltiples núcleos de creación de valor. Estos núcleos van desde las concentraciones de los principales bancos y corporativos de empresas globales, hasta el núcleo más diverso y especializado médico del continente. La investigación médica, por su diversidad y su gran especialidad que concentra la Ciudad, le permite competir y compartir su conocimiento. La proximidad de grandes espacios de creación de valor, así como de especialistas en distintos temas, hace que la Ciudad pueda ser espacio fértil y vivo como plataforma próspera.

Una herencia cultural profunda y una vida vibrante que reconocer. La Ciudad de México apuntala y hace saber su posición como una plataforma próspera a través de dar a conocer lo que es vivirla. Consolidar la posición pasa por mostrar la escala humana, el día a día, su cotidianeidad. El espacio de la Ciudad, ese espacio vital de encuentro y generación de acuerdos requiere a su vez que la escala humana de ella sea vivible. Promover activamente lo que es la ciudad la convierte en un atrayente de riqueza de sus visitantes, tanto para negocios como para placer.

La cultura y ciencia son necesarias para desarrollar la nación mexicana. La Ciudad de México concentra la mayor cantidad de estudiantes del país, y cuenta con la Universidad Nacional Autónoma de México, que es la universidad más numerosa de América Latina. También es asiento del Instituto Politécnico Nacional, así como de la Universidad Autónoma Metropolitana, que permiten la formación de profesionistas conscientes de su sociedad. Los especialistas formados en la ciudad con rigurosidad técnica son una pieza angular para desarrollar el emprendimiento y la creación de valor.

La educación como una piedra angular de la plataforma de prosperidad de la Ciudad. México contribuye al conocimiento con su amplia y compleja red de universidades y centros de alta especialidad. La investigación mexicana se extiende desde las ciencias exactas hasta las sociales. El mayor acervo de investigadores de nuestro país se encuentra en la ciudad de México y sus instituciones. De la misma manera, el trabajo consolidado de dicha investigación e innovación es evidente por los artículos de investigación, así como patentes producidas. La red de talento, aunado a las capacidades educativas, permite generar una plataforma capaz de formar agentes de cambio capaces de generar valor.

La riqueza de una Ciudad viene de su capacidad de articular y generar sinergias. Nuestra Ciudad aglutina la diversidad de sectores y actividades culturales, educativas, económicas y sociales. El rol estatal como articulador y facilitador de estas interacciones resulta crucial para poder garantizar la cara de la Ciudad como plataforma de prosperidad. Hacer posible que múltiples sectores de la sociedad interactúen en un ambiente de respeto y haya intercambios íntegros que garanticen la justicia social consolida la Ciudad.

La posición de nuestra Ciudad no sólo depende de la productividad económica. Una ciudad justa que defiende la justicia facilita y hace posible consolidar su posición en la sinfonía de ciudades. Porque la Ciudad de México no sólo tiene la responsabilidad histórica de reconocerse como articuladora y aglutinadora de los mexicanos, sino también de contribuir a las tendencias globales con una visión que permita generar mayor riqueza y vivir mejor en el mundo. Articular un discurso para las ciudades en México y trabajar con ellas tiene la misma importancia como mostrar la cara global de México. Una estrategia de interacción y posicionamiento de la Ciudad de México es en beneficio de todos los mexicanos y es trabajo del gobierno de la Ciudad de México hacerlo.

La prosperidad sin justicia no existe. Entender que el equilibrio entre el Estado garante y promotor económico es un juego delicado de múltiples equilibrios y que requiere un entendimiento de los acuerdos históricos y sociales de la Ciudad es la pieza angular de este pensamiento. La justicia en una sociedad hace una ciudad vivible, siendo de esta manera un lugar fértil y próspero para que quienes la habitan puedan realizarse no sólo en términos de ser capaces de generar valor para sí mismos y su sociedad, sino también para poder tener una experiencia profunda de vida.

Un gobierno consciente de equilibrios, que reconoce la importancia de defender su sociedad mientras que provee los medios para que ésta prospere: así es mi visión de Ciudad.

July 2019
L M M J V S D
« abr    
01jul02jul03jul04jul05jul06jul07jul
08jul09jul10jul11jul12jul13jul14jul
15jul16jul17jul18jul19jul20jul21jul
22jul23jul24jul25jul26jul27jul28jul
29jul30jul31jul  
Más leídos